El pánico se extendió al mercado bursátil y el índice Merval se derrumba 34% en la bolsa porteña, con casi todo el panel en rojo y picos de 40% de baja para papeles como Edenor.