Champions

PSG-Bayern Münich, una final sin precedentes en la Champions League

El conjunto de Di María, Neymar y Mbappé, por primera vez en una definición, y los temibles alemanes, cinco veces campeones, se enfrentan en Lisboa desde las 16 para intentar alcanzar la máxima gloria europea.

El Paris Saint Germain de Neymar y Kylian Mbappé y los argentinos Ángel Di María, Leandro Paredes y Mauro Icardi intentará alzar la primera Champions League de su historia este domingo en Lisboa frente a un Bayern Munich que llega muy entonado y ya levantó la Orejona en cinco oportunidades.

El espíritu altamente ofensivo del Bayern, su defensa siempre adelantada y la vocación de ataque de sus laterales podrían resultar de alto riesgo ante la velocidad francesa de Neymar y Mpappé. Sin embargo, es poco probable que el entrenador de los alemanes, Hansi Flick, se decida a hacer cambios de fondo para la final.

En lo táctico Flick ha apostado siempre por el mismo esquema. En lo personal podría recurrir a Benjamin Pavard, que volvió a la cancha en la semifinal contra el Olimpique Lyon en la segunda parte, lo que le permitirá desplazar a Joshua Kimmich al centro del campo para buscar más estabilidad en esa zona.

El equipo ideal de Flick era con Pavard como lateral y con Kimmich en el centro del campo hasta que, antes del torneo de Lisboa, el francés sufrió una lesión de tobillo. No obstante, Pavard viene de una lesión y el equipo por el que viene apostando Flick ha resuelto con solvencia sus duelos en cuartos y en la semifinal.

Aunque la victoria ante Lyon por 3-0 dejó preocupaciones en la parte defensiva, Flick suele no cambiar un equipo ganador a no ser que se vea obligado a hacerlo por bajas. Cierta duda había en torno al central Jerome Boateng, que tuvo que ser sustituido en el descanso ante Lyon por Niklas Süle debido a problemas musculares.

En la delantera la única variante posible sería el ingreso de Kingsley Coman por Ivan Perisic, aunque el rendimiento del croata contra Barcelona y Lyon hace que eso no sea demasiado probable.

Tras la épica victoria en el descuento frente al Atalanta, el PSG ha exhibido el espíritu de liderazgo del brasileño Neymar. Después, llegaría la consolidación con el 3-0 a Leipzig, donde el Fideo brilló.

Sin Mbappé y Di María en el terreno de juego, Tuchel optó por el 4-3-1-2 y con las estrellas francesa y argentina en el once inicial el técnico galo regresó al 4-3-3, que presumiblemente repetirá este domingo para desbordar a la defensa bávara.

Se trata de la final más previsible y la más esperada, con el equipo más goleador de esta Champions frente a una escuadra de PSG que, pese a sus estrellas ofensivas, es el conjunto menos batido, ya que sólo recibió cinco goles en los 10 encuentros de esta edición.

Ambos conjuntos se enfrentaron ocho veces, todas en Liga de Campeones entre 1994 y 2017. En cinco ocasiones ganó PSG y en las otras tres citas se impuso el Bayern.

Hashtags

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar