Nacionales

El Papa Francisco es sometido a una cirugía en el colon

El Papa ha acudido la tarde de este domingo al Policlínico Gemelli en Roma para ser sometido a una cirugía programada por una estenosis diverticular sintomática del colon.

Según informó el Vaticano, la cirugía será realizada por el profesor Sergio Alfieri y se emitirá un nuevo boletín médico cuando haya finalizado.

En los escuetos comunicados sobre la salud de los pontífices cada palabra cuenta. Y en este las más importantes son que se trata de una «intervención programada». Significa que la patología no haa entrado en fase aguda y fue detectada a tiempo, quizá en la revisión periódica que el Papa se realiza cada seis meses.

Según los expertos, los divertículos son una patología frecuente del intestino, sobre todo en las personas mayores. Se trata de pequeñas dilataciones a lo largo del colon en las que pueden bloquearse las heces, lo que produce obstruir total o parcialmente el intestino. Los médicos consideran que es una operación sencilla que consiste en la extirpación de la porción inflamada del colon.

Espacio de anunciante Fin espacio de anunciante

El Papa tenía buen aspecto por la mañana cuando rezó el ángelus del domingo desde la ventana del Palacio Apostólico. Durante el discurso evitó mencionar la operación. Como es tradicional se despidió sonriente con un «…y por favor, no os olvidéis de rezar por mí. ¡Gracias! ¡Adiós!».

Francisco empezó el sábado sus vacaciones, y no tiene previsto retomar su agenda de trabajo hasta el 4 de agosto, con excepción de una misa con ancianos el 25 de julio y los ángelus de los domingos. Ya algunos habían notado extraño que no programara una misa con migrantes el próximo 8 de julio con motivo de su viaje a Lampedusa.

Es la primera vez que el Vaticano confirma una intervención quirúrgica al Papa Francisco, que hace unos años se operó de cataratas con gran discreción.

A lo largo de su pontificado, Francisco ha mostrado una salud de hierro, aunque se ha agravado la ciática que trajo de Buenos Aires. Ésta le provoca todavía dificultades para desplazarse y en enero le obligó a cancelar varios eventos. Para paliar las molestias, sus médicos le recetaron una dieta que le ha hecho perder entre 7 u 8 kilos.

Espacio de anunciante Fin espacio de anunciante

También en febrero del año pasado, un fuerte resfriado le obligó a cancelar algunas audiencias y a seguir sus ejercicios espirituales desde Roma. Francisco es muy reservado para su salud y prefirió por ejemplo que el Vaticano no diera la noticia cuando se vacunó contra el Covid-19 el pasado mes de enero.

Por eso, sorprendió la larga entrevista que concedió sobre estas cuestiones al argentino Nelson Castro en la que repasó toda su historia médica. Se publicó en el libro «La salud de los Papas».

Francisco ha utilizado las mismas habitaciones del hospital Policlínico Gemelli en las que fue ingresado Juan Pablo II. El Papa polaco las utilizó a lo largo de siete periodos de convalecencia durante los casi 27 años de pontificado, y bromeando los llamaba «el Vaticano III».

Benedicto XVI, en cambio, no fue ingresado allí en ninguna ocasión, ni siquiera cuando fue discretamente operado para implantarse un marcapasos.

Hashtags

Redacción de Estación Claridad

Equipo de redacción de Estación Claridad.
Cerrar