Internacionales

En Estados Unidos piden suspender la vacuna de Johnson & Johnson tras muertes por trombos

Los organismos reguladores de Estados Unidos recomendaron la suspensión temporal del uso de la vacuna de Johnson & Johnson por la aparición de seis casos de un tipo de coágulo sanguíneo «raro y grave» en personas que la habían recibido.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) y la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) plantearon «una pausa» en la aplicación de la única vacuna monodosis contra el coronavirus como medida de «enorme precaución». «La seguridad de la vacuna es la prioridad fundamental para el Gobierno federal, y nos tomamos cualquier indicio sobre problemas sanitarios muy en serio», indicó la FDA

El anuncio de la FDA y los CDC significa que todos los canales de salud federales (lugares de vacunación masiva, centros de salud comunitarios y similares) que administraban anteriormente la vacuna de Johnson & Johnson tendrán que detener el proceso por el momento. Las agencias recomiendan que los estados hagan lo mismo, pero dependerá de cada uno de ellos tomar esa decisión.

La pausa en la administración de la vacuna se produjo tras detectarse un tipo de coágulos en sangre que no figuran en la lista de posibles efectos secundarios adversos que formaban parte de la autorización de uso de emergencia para J&J por Estados Unidos.

Espacio de anunciante Fin espacio de anunciante

Según el The New York Times, seis personas que habían sido vacunadas con esta vacuna sufrieron una serie de trombos en las dos semanas posteriores a la vacunación, de las cuales una de ellas falleció. En todos los casos se trata de mujeres de edades comprendidas entre los 18 y 48 años.

En EEUU se aplicaron casi 7 millones de dosis de esta fórmula, lo que supone un porcentaje muy pequeño de estas reacciones, algo similar a lo que sucedió en la Unión Europea cuando frenó el uso de la vacuna de AstraZeneca por casos de trombosis «inusuales». 

En ese momento muchos especialistas consideraron que era una medida demasiado dura (a pesar de los decesos provocados por trombos a los vacunados) y un exceso de precaución y consideraban que los beneficios de la vacunación eran mucho mayores que los riesgos, una postura similar a la de la OMS. No obstante, la EMA, el organismo regulador europeo, considera que podría existir algún vínculo entre la vacunación y esos casos de trombosis.

Los expertos estadounidenses subrayan ahora que estos casos son raros y quieren que los proveedores de atención médica tengan tiempo para comprender cuáles son los posibles efectos secundarios y cuál es la mejor forma de tratarlos. 

Espacio de anunciante Fin espacio de anunciante
Hashtags

Redacción de Estación Claridad

Equipo de redacción de Estación Claridad.
Cerrar