Nacionales

Cristina Fernández viajó a El Calafate en el T10 y luego la aeronave volvió a Buenos Aires

Hace años que no aterrizaba en El Calafate un avión de la flota presidencial. Pero hoy a las 17:40 aterrizó en el aeropuerto internacional Piloto Tola, el Tango 10, dejó  a la vicepresidente Cristina Fernández y exactamente a las 18:20hs, decoló con destino a Buenos Aires.

El Lear Jet de la flota presidencial, repintado de color gris, igual que las máquinas de Fuerza Aérea, vuelve a transitar la ruta Buenos Aires-Calafate ida y vuelta, en este caso para dejar a CFK, rememorando aquellas épocas donde iban y venían aviones para traer personas, muebles y los diarios, a un costo aproximado a los 25 mil dólares por viaje, lo cual generó una causa judicial que inició el Juez Claudio Bonadío quien procesó a Cristina Fernández por el delito de peculado, causa en la cual también está procesado Oscar Perrilli.

A pesar de estar procesada por el uso indebido a los aviones de la flota presidencial y las limitaciones para el desplazamiento que tiene como vicepresidente para el uso de la flota presidencial, CFK hizo uso de la máquina para llegar a “su lugar en el mundo”.

Cristina, como siempre hicieron los Kirchner, salió de Buenos Aires cuando más arrecia la crisis de la salud y el presidente Alberto Fernández, se encuentra en medio de reuniones frenéticas y se debaten fuertemente las prevenciones, la presencialidad de las clases  y el aumento exponencial de los contagios.

Espacio de anunciante Fin espacio de anunciante

En medio de este panorama Cristina Fernández arribó a El calafate para pasar el fin de semana, tal como lo hacía antes de dejar el gobierno en el año 2015.

El Lear Jet de la presidencia, tiene un gasto operativo de alrededor de 4 mil dólares por hora, es decir que costaría alrededor de  24 o 25 mil dólares cada viaje de ida y vuelta, como el efectuado hoy por el Tango 10, para traer a la vicepresidente a El Calafate.

Desde al villa turística creen que “volvieron los aviones”, haciendo referencia a la frecuencia con que llegaban a El Calafate cuando gobernaba CFK en la nación y en los cuales se trasladaban bolsos con dineros, como declaró el propio ex piloto presidencial de ese momento y otros declarantes arrepentidos en las causas por corrupción, incluyendo el contador Manzanares.

Hasta hace poco, Cristina Fernández, viajaba en vuelos de línea. No se sabe por qué ha decidido usar la flota presidencial a valores que el Estado argentino (todos nosotros) debe afrontar en medio de una crisis, económica, social, política y financiera, inédita en el país, llegando a una localidad donde justo hoy en el Hospital SAMIC han una medida de fuerza por reclamos salariales del personal de salud.

Espacio de anunciante Fin espacio de anunciante

(Agencia OPI Santa Cruz)

Hashtags

Redacción de Estación Claridad

Equipo de redacción de Estación Claridad.
Cerrar