Información General

Llegan sólo 220 mil dosis de la vacuna rusa

El gobierno ruso informó de "retrasos de hasta 2 o 3 semanas" por la alta demanda y cambios en las plantas de producción. Vizzotti confirmó que la cifra es al menos la mitad de la esperada.

El gobierno de Vladimir Putin confirmó las «demoras» en la provisión de vacunas Sputnik V por problemas en la producción por lo que el tercer vuelo de Aerolíneas Argentinas traerá 220 mil dosis, una cifra mucho menor a la esperada. 

El Instituto Gamaleya y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) argumentaron en un comunicado que las demoras se deben «a la alta demanda de la vacuna rusa en América Latina». «Ahora estamos mejorando las instalaciones ubicadas fuera de Rusia para garantizar el suministro a Argentina y el resto de la región», agregaron y prometieron un aumento significativo de la producción para el segundo trimestre.

 

«Hasta entonces, es posible que algunos lotes presenten retrasos de hasta 2-3 semanas», admitieron las autoridades rusas. «Sin embargo, Argentina, que ha sido uno de los primeros países en aprobar Sputnik V y con quien hemos establecido una sólida alianza, seguirá recibiendo la vacuna», aseguraron.

Espacio de anunciante Fin espacio de anunciante

«Volveremos al programa de entrega original una vez que se complete la actualización» de las plantas de producción, sostiene el comunicado. La nota no deja claro si se cumplirá con el cronograma previsto de unas 20 millones de dosis para Argentina durante febrero o si el país seguirá recibiendo como dice la información pero a un menor ritmo.

Poco antes de conocerse el comunicado, la viceministra de Salud, Carla Vizzotti, confirmó que el avión que llegará el jueves al país desde Rusia traerá apenas 220 mil dosis de la Sputnik V, casi un tercio menos de las 300 mil dosis que llegaron en los primeros dos vuelos que hizo Aerolíneas Argentinas.

Para el tercer viaje desde el Gobierno hicieron trascender que llegarían entre 400 mil y 600 mil, con lo que la cifra final es al menos la mitad de lo esperado. «Nos confirmaron recién que están llegando 220.000 dosis, 110.000 de cada componente», dijo Vizzotti durante una recorrida en Mar del Plata. «Llegó la confirmación formal y en eso nosotros somos súper cuidadosos hasta que no tenemos la confirmación, debido a esta dinámica que tiene la provisión mundial de vacunas», precisó la funcionaria.

La confirmación de Vizzotti llega después de varios días de silencio de los funcionarios del Ministerio de Salud en medio de las dudas que generaron las postergaciones del vuelo, que finalmente partió el martes por la noche. En principio estaba pautado para la semana pasada, luego para el domingo y después fue reprogramado para el lunes, cuando también se suspendió.

Espacio de anunciante Fin espacio de anunciante

Extraoficialmente en el Gobierno afirmaban que no tenían confirmación de las autoridades rusas para poder viajar, aunque afirmaban que la demora en la entrega se debía a problemas logísticos y no a una ausencia de dosis. Finalmente las propias autoridades rusas admitieron las demoras.

Como explicó este medio, las dudas sobre la capacidad de producción rusa son cada vez mayores. Semanas atrás lo había admitido el propio Vladimir Putin. Aparentemente Rusia no estaría logrando activar la producción a gran escala en otros países, como India, Corea del Sur y Brasil.

 Este miércoles titular del Fondo de Inversión Directa de Rusia, Kirill Dmitriev, que está al frente del desarrollo de la vacuna, había admitido que podría haber retrasos en la producción de la Sputnik V. Lo dijo en base a los problemas que están teniendo Pfizer y AstraZeneca pero pareció abrir el paraguas al decir que a todos los fabricantes les puede pasar. «Las expectativas deben ser realistas», afirmó el funcionario de Putin.

Otro tema adicional es que la Constitución rusa establece que las vacunas producidas en su territorio deben ser destinadas a sus ciudadanos y sólo se puede exportar una vez que este inmunizada toda su población. Con Argentina Putin hizo una excepción pero no está claro cuál es el límite de esa prerrogativa.

El problema del retraso en la entrega de vacunas no es algo atribuible al gobierno argentino sino que está ocurriendo en todo el mundo, incluso en la Unión Europea con todo su poderío económico y político. Sin embargo, la falla de las autoridades argentinas está en la exageración de las expectativas: durante semanas los funcionarios dijeron que estaban «garantizadas» las 4,7 millones de dosis durante enero y solo había que preparar la logística.

Hashtags

Redacción de Estación Claridad

Equipo de redacción de Estación Claridad.
Cerrar