Coronavirus

El Gobierno ahora analiza aplicar una sola dosis de la vacuna rusa porque se demora la segunda

Carla Vizotti dijo que estudian diferir la segunda dosis y se están pidiendo mayor cantidad de la primera. Rusia autorizó ensayos clínicos de la versión "light" de la Sputnik V.

El Gobierno nacional analiza un cambio radical en la estrategia de vacunación, en medio del rebrote de coronavirus. Lo que se plantea es aplicar solamente la primera de las dos dosis de la Sputnik V, lo que teóricamente permitiría duplicar a las personas alcanzadas.

Así lo afirmó la Secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, quien dijo que diferir la segunda dosis no tiene un efecto significativo y adelantó que ya se está pidiendo a Rusia más cantidad de la primera dosis, a diferencia de la primera tanda donde fueron 300 mil de cada una (esta semana llegaría la segunda tanda).

«La decisión sanitaria más importante que nos tenemos que plantear es si queremos tener 10 millones de personas vacunadas a marzo con dos dosis o si preferimos tener 20 millones de personas con una sola», señaló Vizzotti en una entrevista con Página 12. «En este contexto de pandemia es muy lógico pensar que se pueda vacunar a más gente con la primera dosis y diferir la segunda para cuando ya esté controlado el brote», agregó.

«Pensando en eso, para la segunda entrega estamos pidiendo más dosis del componente uno y no estamos pidiendo exactamente mitad y mitad como hicimos ahora. Los intervalos de interdosis de las vacunas son como mínimo de 21 días, pero si pasa más tiempo entre una y otra aplicación no es un problema relevante», detalló la segunda del Ministerio de Salud.

Se trata de una estrategia que está en línea con lo que están haciendo países que lideran la campaña a nivel mundial, como el Reino Unido que apuesta a aplicar la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca. La FDA de Estados Unidos, uno de los organismos reguladores más importantes del mundo, acaba de informar que una sola dosis de cualquier vacuna podría brindar protección, aunque Pfizer y Moderna no han avalado ese tipo de utilización. 

Además de la necesidad de apurar la inmunización en medio de una segunda ola mucho más dura que la primera, muchos países están analizando esta estrategia ante los problemas de producción de los laboratorios. En el caso de la vacuna rusa además la segunda dosis tiene mayores complejidades en su producción ya que usa dos vectores diferentes.

A diferencia del resto de las fórmulas hasta aquí utilizadas en el mundo, que se inoculan dos dosis de la misma vacuna, la Sputnik V son dos diferentes y aparentemente el segundo componente es más inestable. Semanas atrás la agencia Reuters reveló que había problemas de producción y especuló con que Argentina podría no recibir las 300 mil dosis para completar la primera etapa de vacunación. Rusia dijo en ese momento que la producción se estaba normalizando.

Estas dudas se generan en medio de las demoras de Rusia en entregar la documentación de los ensayos de fase 3 de la Sputnik V y también sobre su aplicación en mayores de 60 años, que impide a Argentina a comenzar la vacunación en el grupo de riesgo. Ahora la nueva duda es sobre la capacidad de producción rusa y cuánto puede demorar la aplicación de la segunda dosis, algo que tampoco se desprende de los ensayos.

Este lunes el Ministerio de Salud de Rusia autorizó los ensayos clínicos de la versión «light» de la Sputnik V, que requiere solo una dosis (diferente a la primera de la vacuna original) y que está pensada para situaciones de emergencia en países con alta tasa de mortalidad.  

Según lo previsto, el fármaco tendrá una eficacia de hasta el 85% y un periodo de protección más corto en comparación con Sputnik V que demostró una eficacia del 91,4%. La inmunidad de la vacuna light seria de entre 3 y 4 meses. El gobierno ruso ya anunció que su territorio utilizarán las dos dosis.

Hashtags

Redacción de Estación Claridad

Equipo de redacción de Estación Claridad.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar