A poco del anuncio el presidente de Filipinas Rodrigo Duterte comunicó que aceptaron la oferta para recibir vacunas y que él será el primero en aplicársela. Rusia espera comenzar en octubre la producción en masa de la vacuna y le ofreció al país asiático suministrársela o aliarse con empresas locales para favorecer la fabricación a nivel local.

Espacio de anunciante Fin espacio de anunciante

El jefe de Epidemiología del Ministerio de Sanidad Nikolai Briko dijo que «no hay motivos» para posponer el registro de la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por el centro de investigación N. F. Gamaleya. Aseguró que es fruto de «un trabajo serio» y que «quizá el proceso se haya acelerado porque la vacuna no se desarrolló de forma fortuita», de acuerdo con la agencia de noticias TASS.