Coronavirus

Coronavirus: Lagos y parques de Berlín abarrotados por el calor de verano

Las temperaturas están subiendo en Berlín, y la gente acude en masa a los lagos que rodean la ciudad. Sin embargo, con el aumento de los casos de coronavirus, muchos temen que el exceso de visitantes sea peligroso.

Los casos de coronavirus en Berlín están en aumento, con un récord de 111 registrados esta semana.

Al mismo tiempo, la ciudad está sintiendo la ola de calor más larga del año. Y a juzgar por el número de bañistas que se dirigen a los lagos, parques y piscinas de la capital alemana, parece que el calor molesta a los berlineses mucho más que el riesgo de contraer coronavirus. 

«No tenemos demasiados días bonitos como estos en Berlín, así que tenemos que aprovecharlos», dice un bañista, mientras se acerca a la estrecha orilla del Schlachtensee, en el suroeste de la ciudad. Dado que es fácilmente accesible en transporte público, es uno de los principales destinos para aquellos que buscan refrescarse y relajarse. 

Sin embargo, las autoridades de la ciudad están preocupadas de que pronto se convierta en un foco de contagio. Esta semana, la policía de Berlín ha estado recordando a través de Twitter a quienes visitan el lago que mantengan distancia y que usen mascarillas, pero no puede hacer mucho más que esperar la cooperación voluntaria del público.

Los inspectores del parque, que normalmente se encargan de mantener la paz y el orden, proteger la naturaleza y prevenir los incendios, ahora se encuentran ocupados con el control de multitudes. Por las tardes, después del horario de trabajo, hasta diez mil personas acuden a los parques de Berlín; y el número se eleva a cincuenta mil los fines de semana. Así, los inspectores se esfuerzan por encontrar maneras de dispersar a la gente que busca un pequeño espacio de tierra para sentarse.

«Estamos a máxima capacidad y demasiado ocupados», dice Max Hoppe, el director del parque que supervisa a los equipos de inspectores. «El coronavirus añadió mucho a nuestra carga de trabajo. No podemos simplemente reducir nuestros esfuerzos de prevención de incendios, y resulta que también hay mucha agresión entre los visitantes. Tenemos que mediar y también lidiar con la implementación de medidas ante el coronavirus. Así que tratamos de combinar todo y pedimos a todos ejercer la autodisciplina y a comportarse responsablemente».

Berlin Sommer Prinzenbad (picture-alliance/dpa/J. Büttner)

La piscina al aire libre «Prinzenbad» en Berlín limita el número de personas que pueden entrar al agua al mismo tiempo

Se pide mayor flexibilidad

Una solución sugerida para el exceso de personas en los lagos es cambiar el sistema de cuotas en las 15 piscinas al aire libre de la ciudad. Este verano operan bajo estrictas limitaciones, obligando a los bañistas a registrarse en línea de antemano, y restringiendo el número de personas en el agua. La piscina del distrito de Pankow, por ejemplo, vende 474 entradas cada tarde, pero solo permite 170 personas dentro del agua al mismo tiempo. Eso significa que aquellos con boleto tienen permitido estár en las instalaciones de las piscinas, pero terminan haciendo largas filas cuando en realidad quieren meterse al agua. 

El político Paul Fresdorf señala que alrededor del 10 por ciento de los clientes que se registran no se presentan, y ya ha pedido a las piscinas que empiecen a vender boletos en la entrada.

«Hay una ola de calor que golpea a la ciudad, pero aún así la asociación de piscinas públicas no dejará entrar a más gente, a pesar de tener cupo, solo porque no pidieron las entradas por Internet», se queja Fresdorf.

La presión parece haber funcionado, y cinco piscinas han empezado a ser más flexibles para asegurar que los clientes de más edad y personas con discapacidad que no pueden viajar a los lagos tengan oportunidad de disfrutar de un refrescante chapuzón.

Pero, a donde sea que se quiera ir por un baño de verano en la capital alemana, hay que darse prisa, ya que los días calurosos de verano en Berlín suelen estar contados.  

Hashtags

Redacción de Estación Claridad

Equipo de redacción de Estación Claridad.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar