Locales

Capital y Santa Lucía controlan intensamente precios de alimentos y productos de higiene personal

Capital ya labró 23 actas de infracción en almacenes y supermercados que cobraron sobreprecios sobre la lista de precios acordados. Santa Lucía anunció que realizará controles todos los días.

En el marco de la emergencia sanitaria y priorizando el normal abastecimiento de productos alimenticios, los municipios de Santa Lucía y Capital salieron a controlar precios máximos junto a la Dirección de Defensa al Consumidor de la provincia.

En el caso de la administración municipal que lidera Juan José Orrego, los recorridos incluyen el control de precios y mercadería en almacenes, supermercados, hipermercados y mayoristas en base a los listados de precios máximos confeccionados por la Secretaría de Comercio del interior de la Nación. Mediante una resolución, este organismo decretó que todos los precios deben retrotraerse al 6 de marzo.

Por su parte la administración capitalina de Emilio Baistrocchi realiza controles desde el 25 de marzo pasado. Ello en virtud del decreto provincial 449 que en su artículo 8 exhorta a los municipios a controlar precios, abastecimiento de alimentos y productos de higiene personal.

Aunque este decreto provincial no faculta a las administraciones municipales a clausurar comercios que se excedan por sobre la lista de precios acordados, ahora con el DNU del presidente Alberto Fernández los jefes comunales podrán hacerlo.

En primer lugar el comerciante está obligado a que cada producto tenga su precio visible al consumidor. En caso contrario se puede labrar un acta de infracción, remitir el informe a la Dirección de Defensa al Consumidor y este remitir las actuaciones a la Secretaria del Interior de la Nación donde se definirá el monto de la multa.

En la Capital sanjuanina y en el marco de las 23 infracciones que se labraron, se encontraron sobreprecios en productos como el aceite y el azúcar. Por ejemplo, en el líquido comestible derivado del girasol en su botella de 1,5 litros marca Natura, que debería tener un precio máximo de 152 pesos, los inspectores detectaron que se comercializaba en 215 pesos.

En el caso del azúcar, el producto de la marca Ledesma en su paquete de un kilogramo, los funcionarios encargados de los controles pudieron confirmar a Estación Claridad que se vendía a 73 pesos cuando el precio máximo no debe superar los 56 pesos. Este último alimento presentó en almacenes y supermercados aumentos que fueron del 20 al 30%.

En todos los casos los responsables de monitorear precios volvieron a esos mercados de barrio y grandes cadenas de supermercados constatando que los precios se habían acomodado a los publicados el pasado 6 de marzo.

Sin perjuicio de ello deberán pagar las multas que ordene el organismo nacional con competencia en el sector.

Hashtags

Redacción de Estación Claridad

Equipo de redacción de Estación Claridad.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar