Nacionales

Taxi: la tarifa aumentó un 60% desde hoy

La bajada de bandera diurna ahora sale $ 59,50. Desde 2015 a esta parte acumula un aumento del 252%.

Desde este sábado 22 de febrero, viajar en taxi en la Ciudad es un 30% más caro. El valor de la ficha en horario diurno pasó de $ 4,58 a $ 5,95. Como la bajada de bandera equivale a 10 fichas, ahora cuesta $ 59,50.

Para la franja horaria nocturna (de 22 a 6), la ficha subió de $ 5,49 a $ 7,14, y a $ 71,40 la bajada de bandera.

El último aumento de taxis fue de un 19% y lo aplicaron en julio de 2019. Con el nuevo incremento, desde 2015 a esta parte la tarifa acumula un aumento del 252%. Hace cinco años, la ficha costaba $ 1,69 y hace un año, $ 3,85. Es decir que en un año subió un 54,54%.

De esta manera, hacer el trayecto entre el Obelisco y Retiro, que comprende menos de 20 cuadras, sale $160,65, cuando hasta el viernes el mismo viaje tenía un valor de $123,66.

Desde el mismo punto de partida hasta Acoyte y Rivadavia, en Caballito, saltó de $229 a $297,50. Y hasta Constitución se fue de $ 105,34 a $ 136,85.

En la Ciudad circulan alrededor de 37.000 taxis. La tarifa sube por el efecto de la inflación y tanto los dueños como los choferes la esperaban para diciembre. Para el Gobierno porteño, se trata de actualizaciones de precio necesarias para el «correcto funcionamiento de los servicios».

La Verificación Técnica Vehicular (VTV) también es más cara desde este sábado: pasó de $ 1.362 a $ 1.840 para los autos y de $ 512 a $ 692 para las motos. En este caso, los aumentos se realizan cada vez que los costos de las empresas que prestan el servicio suben más de un 5%. El control es anual y obligatorio para todos los vehículos con más de tres años de antigüedad, o uno en el caso de las motos.

Los aumentos en taxis y la VTV suelen concretarse para esta época del año, luego de la subas en el acarreo (que ya se aplica y se fue de $ 1.800 a $ 3.000) y en los peajes de las autopistas porteñas. Sin embargo, este año la suba de peajes no ocurrió porque el Gobierno porteño dispuso congelar la tarifa, aunque no se especificó por cuánto tiempo.

Lo mismo sucede con el valor del viaje en subte, que se mantiene en $ 19. El año pasado ya se había anulado el salto previsto a $ 21. Y en sintonía con el congelamiento de tarifas​ a nivel nacional, el Gobierno porteño dispuso en enero mantener en los mismos valores algunos de los servicios que están bajo su órbita.

La tarifa del subte​ podría variar en unos meses, ya que el Gobierno nacional admitió el jueves que revisaría las tarifas de los servicios públicos y del transporte. Esta situación podría hacer que la Ciudad también aplique ajustes en las tarifas del subte y los peajes. Aunque en forma oficial aún no se expresó ningún funcionario.

Hashtags

Redacción de Estación Claridad

Equipo de redacción de Estación Claridad.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar