San Juan
Cielo limpio
25
34º - 25º
62%
6.39 km/h
San Juan
Cielo limpio
25
34º - 25º
62%
6.39 km/h
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

La Policía dejó ir a una mechera que minutos antes había robado con una cómplice

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Tienen entre 19 y 21 años y a cuanto local pueden meterse para robar lo hacen. Son las famosas “pirañas” de quienes los comerciantes tienen un amplio registro fotográfico y que dónde las ven no solo las escrachan a los gritos sino que también llaman a la Policía para que cesen en la tarea delictiva.

Como en los comercios de la peatonal de la Ciudad pocas chances de actuar tienen debido a que ya son archi conocidas, se trasladan a aquellos negocios que recientemente abrieron.

Por eso esta vez le tocó a un negocio que hace pocos meses abrió. Sobre las 12:15 horas de este jueves llegaron dos. La idea era ingresar y llevarse todo lo que encontraran a mano. Adaptan su vestimenta para que debajo de la ropa que visten les entre de todo y así salen de “gira”.

Las mujeres recorrieron el local, se midieron remeras y camperas y a ojo de águila se medían también las zapatillas expuestas en las estanterías para ver si el calce iba a aproximarse. En ese interín, se metían cuanta prenda encontraban.

Al salir del negocio una de las empleadas intentó detenerlas “porque llevaban tremenda cantidad de bultos y la ropa se les caía hasta con las perchas puestas” dijo Sol (empleada) a Estación Claridad. Pero no iba a terminar ahí. Tras quedar registrado todo el raid de las delincuentes en las cámaras de seguridad del comercio y al ser una de ellas advertidas in fraganti delito (la otra logró escapar) una de ellas amenazó de muerte a la vendedora. “Me dijo que me iba a cortar, que me iba a acuchillar” dijo temerosa Sol.

El momento de la salida de las mecheras seguidas por la empleada.

Mientras ello ocurría ya se le había dado aviso a la Policía llegando hasta el lugar tres patrulleros y unos 5 policías. Al ser entrevistados por este medio uno de ellos con cierta calvicie pidió al cronista de exteriores se retirara de la escena ya que estaban trabajando. También y a los fines de saber porque semejante despliegue policial, se le consultó a una de las oficiales presentes quien no supo contestar.

Mientras y apoyada sobre el marco de la puerta de ingreso del local en cuestión una de las mecheras esperaba saber que iba a decidir la Policía. De repente y ante la mirada atónita de las empleadas del comercio, la mujer bajó el escalón del local y se fue caminando como si nada hubiera pasado.

“Me dijeron que la chica no iba a quedar detenida por lo que ni hice la denuncia” dijo a este medio la encargada del comercio. Sin más por hacer, los policías se retiraron de la misma manera que la mechera que minutos antes protagonizaba un saqueo quedando todo registrado en las cámaras de seguridad.     

Cerrar