San Juan
Nubes dispersas
26
35º - 26º
53%
6.48 km/h
San Juan
Nubes dispersas
26
35º - 26º
53%
6.48 km/h
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Tras otro aumento a los cigarrillos kiosqueros admiten que especulan

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

No solamente en los kioscos sino en las estaciones de servicio el aumento a los cigarrillos sirvió para demostrar abiertamente que la especulación está naturalizada y nadie duda en admitirla.

“Con este último aumento Massalin Particulares decidió que nuestro margen de ganancias se acotara solo al 3%. A la mercadería que compré el jueves pasado le apliqué el aumento cinco días antes que lo sugerido por la lista de precios de la distribuidora” dijo Jorge a Estación Claridad y añadió “que me explique la firma Bic porqué me aumentó los encendedores de 16 a 30 pesos”.

El comerciante del microcentro sanjuanino dijo a la emisora radial que luego de cada aumento “no menos de 15 personas te dicen en la cara y en cada vuelto que sos un choro”.

Por la firma Arcor que desde comienzos de año ya aplicó en algunos productos hasta el 60% de aumento “ya hay vueltos de 2 pesos que ni siquiera conviene dar en caramelos porque vas a pérdida” dijo.

Y en este sentido el caramelo sustituyó claramente al peso argentino a la hora de dar vuelto. Al lado de cada caja registradora de cualquiera sea el rubro de comercio, el bulto en caramelos está a la orden del redondeo. Farmacias, Rapipagos, Kioscos, estaciones de servicios y en cuanto comercio se concrete una operación que demande vuelto, “le doy un caramelito por el vuelto”.

Por el caso de los cigarrilos que con el aumento algunos paquetes quedaron en precios como 108, 99, 111 y 83, en todos los kioscos lo que sale 108 se redondea a 110. En otros kioscos como el que se encuentra frente en la vereda opuesta a Tribunales, el redondeo supera la barrera de los 115 pesos.

Solo en estaciones de servicio se respeta la lista de precios de cigarrillos. Y no en todas. La que está ubicada en Avenida Libertador esquina Urquiza no solo se cobra según la cara del cliente sino que no aceptan medios de pago lícito como el Débito por reglas internas del dueño de esa estación de servicio. La explicación es que, “como el servi compra de esta expendedora de combustibles no se sostiene por la venta de cigarrillos, lo que se pueda especular para obtener ganancias espectaculares, se hace” confiesa una empleada.

Lo cierto y lo concreto es que nadie controla precios y en cada aumento se demuestra el avance neto del anarquismo comercial, eso, sí, con IVA pero sin facturar.   

Cerrar