Es que, vistos desde mayo, los últimos doce meses mostraron un alza del 57,3% en los precios. Esto explica que la desaceleración de los precios está ayudando a los asalariados a recomponer su poder adquisitivo, aunque aún están lejos de equipararse con la inflación.

El índice de salarios total mostró un crecimiento de 38,4% en los últimos 12 meses, como consecuencia de la suba 40,1% del total registrado y de 32% del sector privado no registrado.

El índice de salarios estima la evolución de los salarios pagados en la economía, aislando el indicador de variaciones relacionadas con conceptos tales como la cantidad de horas trabajadas, descuentos por ausentismo, premios por productividad y todo otro concepto asociado al desempeño o las características de los individuos concretos.

La publicación muestra la evolución de los salarios pagados en los sectores privado registrado y público, desde noviembre de 2015 en adelante.