«Hay un sentimiento casi unánime en Nueva York y Washington de que sólo la aplicación de un plan integral, rápidamente y con el apoyo del FMI, podría traer el peor final», expresa el medio.

Espacio de anunciante Fin espacio de anunciante

En medio de esta dura situación que vive el país, el jefe de estrategia de XP Securities, Alberto Bernal, admitió que “la situación en Argentina es muy complicada, el mercado necesita un plan económico serio. No hay espacio para mucho más”.

“Cuando el país con tal superávit comercial tiene estos problemas, todo es difícil”, dijo Bernal. Hablando desde Miami, añadió que “si hay un plan serio, sin duda podría” haber apoyo de nuevos recursos del Fondo Monetario Internacional (FMI), que debería incluir “una hoja de ruta con cifras sólidas y planes de reformas estructurales”, en línea con lo que preguntó recientemente a la directora gerente de la agencia , Kristalina Georgieva.

Pese a todo, Bernal dice que no cree en una crisis como la de 2001. Sostiene que es «porque no hay un peligro real de una corrida bancaria, sino sólo una mega devaluación que pondría a la gente en una situación aún más compleja». «La demanda de dinero es muy débil debido a la pandemia y la falta de credibilidad», agregó.

Mientras, el socio de Mogador Capital, Guillermo Mondino, dijo que “es imposible que el FMI provea a Argentina de dinero para detener las corridas de toros”: “Si el FMI proporciona fondos, es para ayudar a establecer un programa financiero que facilite el calendario del ajuste fiscal al que inevitablemente debemos comprometernos”.

Espacio de anunciante Fin espacio de anunciante

Mondino tuvo que negociar con el organismo como funcionario público en 2001. “Si usted lo cree, que Argentina acepte el fondo en un momento en que las reservas netas probablemente sean cercanas a cero o negativas, el FMI impondrá un objetivo a Argentina para la creación de reservas – no para ventas para “detener una corrida”. Dado que el FMI emite Derechos Especiales de Giro (DEG) pero el gobierno gasta principalmente en pesos, estos DEG serán comprados por el BCRA y se contabilizarán como parte de las reservas”, sostuvo.

Pero cree improbable que “tengan un margen para utilizar los dólares para detener las corridas de toros, que deben ser detenidas como resultado de un programa económico consistente y sostenible, algo que Guzmán siempre dice pero que es exactamente lo contrario de lo que ha hecho en los 11 meses de su gestión”.