En 3 años echaron a 35 policías sanjuaninos y hay otros tres en la lupa – Estación Claridad
Locales

En 3 años echaron a 35 policías sanjuaninos y hay otros tres en la lupa

Lo confirmó a Estación Claridad el director del organismo que controla la labor de quienes integran la principal fuerza de seguridad pública provincial.

Eduardo Gallastegui, subsecretario de Inspección y Control de Gestión de la Seguridad Pública, confirmó en exclusiva a Radio Estación Claridad que desde el año 2017 a la fecha, el gobernador Sergio Uñac firmó 35 decretos de cesantías.

Las faltas van desde contravenciones hasta accidentes de tránsito con consecuencias fatales por policías que conducían ebrios. En cuanto a la constante de las faltas que atentan contra el correcto desempeño al que se debe un policía, Diario Estación Claridad supo además que otro causal de sanción muy frecuente es “la mala atención y las fallas en los procedimientos policiales”. En la oficina de Control de Gestión que se encuentra en calle Entre Ríos 343 sur, Capital, se reporta al menos un caso de presunto abuso policial por semana.

Cualquier ciudadano civil que advierta irregularidades en la prestación del servicio de seguridad pública por parte de cualquier funcionario policial, se debe comunicar a los teléfonos: 4222812 – 4223351 de lunes a viernes en horario de 8 a 14 horas.     

El dato se dio en el contexto del hecho que tomó por sorpresa durante el fin de semana pasado al penitenciario Lorenzo Javier Martínez. El funcionario público sacaba bolsas con marihuana de la casa de Rodrigo Sanz, un policía de la Comisaría 34° de La Bebida, ambos en actividad. Martínez terminó detenido junto a José Ramiro Martínez y Juan Cruz Gonzáles (no son policías) ambos cómplices del penitenciario. Se constató que el policía en su domicilio tenía una plantación de marihuana.   

Ello ocurrió durante la madrugada del domingo pasado. Ese mismo fin de semana otro penitenciario de apellido Loaisa, protagonizó un accidente de tránsito contra un taxi fugándose de la escena y según testigos, amenazando con su arma reglamentaria.

Por la gravedad del hecho desde la Central de Policía se rumorea que “los tres (Martínez, Sanz y Loaiza) van derecho a la cesantía” en consonancia con la calificación de Gallastegui quien tildó de “falta grave” lo sucedido con los tres funcionarios de la seguridad pública.

El último dato constatado por los tres casos es que, Martínez y Loaiza se encuentran detenidos mientras que a Sanz no se lo detuvo aunque Jefatura de Policía lo licenció hasta tanto se resuelva la causa en la Justicia Federal. En el caso de Sanz y por el solo hecho de habérsele iniciado un sumario en la División Asuntos Internos de la Policía, difícilmente el funcionario sea ascendido en su jerarquía.   

En este sentido el RDP (Régimen Disciplinario Policial) va de la mano con la estructura de mando vertical de la Policía y el estricto cumplimento de las normas. “Un policía (de cualquier jerarquía y función) que figure en redes sociales posando con una bebida alcohólica, es pasible de una sanción” dice Gallastegui. Pero no solo el decoro de un integrante de la fuerza es esencial. El orden en sus diferentes aspectos de la vida personal también puede derivar en sanciones. Uno de esos aspectos es el económico. “Un policía con deuda económica, ya sea embargo o falta de cumplimiento con sus obligaciones es un peligro potencial para la institución” dice Gallastegui.

Etiquetas

Redacción de Estación Claridad

Equipo de redacción de Estación Claridad.

Noticias recientes

Cerrar
Cerrar