El gobierno provincial fue al asentamiento La Defensa tras la suspensión del suministro eléctrico – Estación Claridad
Locales

El gobierno provincial fue al asentamiento La Defensa tras la suspensión del suministro eléctrico

El conflicto se concentra en La Bebida, Rivadavia. Hay promesa de construir un barrio. Hace una semana 126 familias viven a oscuras. El municipio se apartó de las necesidades planteadas.

El interventor del IPV Juan Pablo Notario llegó este miércoles en horas de la siesta hasta La Defensa, asentamiento ubicado en el corazón de La Bebida, Rivadavia. “Queremos saber por qué les han cortado el suministro” preguntó el funcionario público.

Notario fue recibido por cientos de familias que admitieron haber estado enganchados al cableado de alta tensión que atraviesa la zona, además de vivir ilegalmente unas 50 familias por debajo de las pilastras que sostienen una línea de alta tensión.  

 

En ese lugar falleció recientemente un pequeño que jugaba con su barrilete. El elemento suspendido en el aire tomó contacto con las líneas de alta tensión y murió electrocutado. Un hombre adulto que intentó salvar al menor del shock eléctrico también falleció.

Previo, durante y luego de esas circunstancias fatales, los vecinos fueron notificados formalmente y advertidos de desalojo por el peligro que representa vivir en el radio del arco voltaico por las líneas de alta tensión.

También, la semana pasada en un operativo coordinado por Energía San Juan, se trasladó hasta el lugar con la Guardia de Infantería de la Policía. Los efectivos custodiaron el desenganche de cables conectados clandestinamente a postes de madera que hacían las veces de puente para tomar energía del cableado de alta tensión.

A raíz de ello no solo todo el asentamiento sino el merendero que administra Caren Valdéz, Emilce Malla y Belén Rodríguez, vecinas de La Defensa, se quedó sin luz. “Aquí le damos de comer a varias familias del asentamiento y con esta decisión nos mataron el merendero” dijo Caren.

Caren Valdéz y dos referentes más de La Defensa. El merendero es custodiado a la luz de las velas.

Por ello, las mujeres decidieron el martes pasado ir hasta la Municipalidad de Rivadavia para pedir ayuda. “Podemos pagar una boleta de la luz”, dijo Belén y pidió ayuda “porque somos familias de escasos recursos”.

En el asentamiento funciona otro merendero que sí tiene el apoyo de la municipalidad. Y así lo admitió a este diario Nancy Picón, titular del área Social del gobierno rivadaviense de Fabián Martín. “El problema es que no podemos asistir a dos merenderos. Les hemos pedido que se pongan de acuerdo entre todos los vecinos para que funcione un solo merendero” dijo la funcionaria. Con estas declaraciones las tres mujeres referentes de uno de los merenderos salieron a responderle con los tapones de punta. “A nosotros no nos ayudan porque no le panfleteamos el asentamiento haciéndole propaganda al intendente” dijo Caren.

Las mujeres quisieron dejar en claro que “es una vergüenza que te quieran negociar un vaso de leche por campaña política, es el deber de ellos asistirnos a cambio de nada, por algo cobran lo que cobran y es una obligación del intendente y todo su equipo de Gobierno, pero nos discriminan”.

La última vez que el merendero tuvo energía eléctrica.

De todas maneras todo el asentamiento está sin luz ahora y desde el municipio no hubo capacidad de respuesta para las familias que allí habitan hace 12 años.

Respuesta uñaquista

Notario informó a los vecinos de la existencia de «una mesa de gestión en la que están involucradas las áreas de Salud, Planeamiento, Educación, INTA, Hidráulica y Transporte». Les anunció también ya tienen un censo realizado y que está cerrado en 126 familias. “Estamos trabajando para que vayan con sus chicos a un lugar más seguro pero sepan entender que esto va a llevar tiempo”.

Desde el asentamiento en cuestión dijeron a Diario Estación Claridad que “el Gobierno ha comprado un terreno frente al camping de UDAP en Ignacio de La Roza y Pellegrini”. Es que allí y según las referentes consultadas por este diario “piensan construir un barrio para La Defensa, el asentamiento Evita (298 familias) y Villa La Paz (152 familias)”.

De hecho, Rodríguez, Malla y Valdéz son las encargadas de comenzar a llevar al Gobierno provincial la documentación personal de los habitantes de La Defensa. Para que ello comience a concretarse esperan una comunicación por parte de Denis Moya, una de las sociólogas del IPV quien les avisará cuándo deben asistir. “La promesa es que comencemos a pagar una cuota mínima de IPV” dijo Caren.

Etiquetas

Redacción de Estación Claridad

Equipo de redacción de Estación Claridad.

Noticias recientes

Cerrar
Cerrar