Cárcel abierta: Fracasa el proceso de resocialización en el Penal de Chimbas – Estación Claridad
Locales

Cárcel abierta: Fracasa el proceso de resocialización en el Penal de Chimbas

Un psiquiatra en el gabinete técnico criminológico de la cárcel, es clave para reinsertar en la sociedad a un interno. Estadísticas de la Justicia local indican que la mayoría de los presos que gozan de salidas transitorias, reinciden.

La falta de tratamiento para el procedimiento de reinserción, ha reflejado a lo largo de todos estos años que, “el homicida sale y no respeta la vida, el escruchante no respeta la propiedad privada y vuelve a robar y el condenado por delito sexual, viola”, dijo a diario Estación Claridad una alta fuente judicial”.   

La ley 24.660 prevé en su artículo 7 que: “Las decisiones operativas para el desarrollo de la progresividad del régimen penitenciario, reunidos todos los requisitos legales y reglamentarios pertinentes, serán tomadas por: I. El responsable del organismo técnico-criminológico del establecimiento, en lo concerniente al período de observación, planificación del tratamiento, su verificación y su actualización”.

Para la Justicia, esto representa la necesidad de un profesional de la psiquiatría en el esquema de funcionamiento del gabinete técnico criminológico. El psiquiatra es el profesional que, desde sus conocimientos científicos, está apto para aportar al procedimiento resocializador del interno. Resulta ser que, el profesional de la salud mental en cuestión, es quien observa, hace el proyecto y pronóstico criminológico en virtud del perfil de cada interno.

Hoy el Penal de Chimbas tiene una capacidad real para albergar a poco más de 600 internos y en la actualidad trata de contener a más de 1700 presos.

La desproporción es tal que, hoy trabajan no más de 10 psicólogos para la población carcelaria actual. La fuente judicial consultada por este diario – pidió reserva de identidad – destacó los “buenos resultados de Flagrancia» pero a su vez apunto que, «Flagrancia está haciendo colapsar el Servicio Penitenciario Provincial por la cantidad de delitos ingragantti que son castigados con pena de cárcel”. Otra alta fuente judicial consultada por este diario, respecto de la cantidad de presos que Flagrancia ingresó al Penal de Chimbas, dijo que, «no disponemos de ese dato aún».  

Hasta el momento el Estado Provincial provee de un psiquiatra al Penal, pero para el área Sanidad, y es el responsable de proporcionar los medicamentos que el interno requiera según el tratamiento. Muy por el contrario, la ley exige un psiquiatra en contacto programático con el interno para que específicamente cumpla funciones resocializadoras en el esquema de funcionamiento del gabinete técnico criminológico.

Los ejemplos de los no resocializados

Pedro Javier Caballero fue condenado por robo simple en grado de tentativa. El hombre recibió una pena de 6 años por un cúmulo de causas por delitos graves. Caballero tenía salidas transitorias y las aprovechaba para robar. Carlos Limolle, el homicida de Alba Pizarro, cumplía una condena por robo agravado y tenencia de drogas. En octubre de 2011 salió y mató a golpes a su pareja.

Oportunamente y por el caso Limolle, la jueza de Ejecución Penal, Margarita Camus, ordenó el beneficio de las salidas transitorias de Limolle. Ello contra una observación que le hizo llegar formalmente el fiscal de Ejecución Penal, Nicolás Zapata. “Limolle no está en condiciones de dejar eventualmente el régimen carcelario e interactuar con la sociedad”, dejaba verse en un informe entre otras sugerencias a Camus. A pesar que desde el Penal calificaban a Limolle como un sujeto con escaso nivel cultural, manipulador, violento, impulsivo y con rasgos paranoides, el hecho que no existiera en aquella época un informe certificado por un psiquiátra que con rigor anticipe la peligrosidad por la psicopatía de Limolle, permitió salir al interno.  

Se aclara que, la carencia expuesta no es responsabilidad de la jueza de Ejecución Penal y menos del interno, por lo que la funcionaria judicial no tuvo otro camino que concederle las salidas transitorias. Caso contrario, la defensa del interno podría haber accionado legalmente contra Camus por no respetar los beneficios otorgados por la conocida ley extra muro.

La Fiscalía de Ejecución Penal, desde su creación en el año 2007, comenzó a transitar los primeros pasos para exigir y lograr el cumplimiento de la ley de Ejecución Penal.

La designación de un psiquiatra aún espera y es resorte exclusivo del Estado provincial.  

Etiquetas

Redacción de Estación Claridad

Equipo de redacción de Estación Claridad.

Noticias recientes

Cerrar
Cerrar